jueves, 30 de julio de 2015

Escarlatina y Homeopatía.

Introducción:
La escarlatina es una enfermedad caracterizada por fiebre, faringitis exudativa y un exantema peculiar. Está causada por un Streptococcus pyogenes (estreptococo betahemolítico del grupo A -EBHGA-) productor de exotoxinas pirogénicas específicasi. S. pyogenes produce una gran variedad de factores de virulencia, entre los que se incluyen potentes exotoxinas. Algunas exotoxinas pertenecen a la familia de las exotoxinas pirogénicas, cuyo nombre se debe a su capacidad para producir fiebre (años atrás se las denominaba exotoxinas eritrogénicas). Existen 4, bien caracterizadas, llamadas A, B, C y F, serológicamente diferentesii.

Los clásicos nos dicen que es una enfermedad contagiosa, epidémica, raramente esporádica, que no ataca al hombre más que una sola vez en la vida, variable en sus características y que afecta preferentemente a los niños de cinco a doce años.

Pequeña Historia:
Algunos autores han interpretado la epidemia ocurrida en Atenas, el año 430 a.C., descrita por Tucídides, como «escarlatina maligna», aunque no hay certeza de que esta enfermedad fuera conocida en la antigüedad clásica. En la Edad Media, relato de médicos árabes, sobre una afección que llamaban «morbilli», también fueron relacionados con la escarlatina, pero sus descripciones tan vagas, no permitieron afirmar de manera concluyente la existencia de dicha patología en aquella época. Entre ellos destacaron Avicena (979-1037) y Rhazes (865-925). Este último, autor de una magistral reseña de la viruela, distinguiéndola claramente del sarampión, separando así las dos únicas enfermedades infecciosas de carácter endémico que conocían los árabesiii.

En el siglo XVI, Gian Filippo Ingrasia fue el primero en efectuar descripciones clínicas de una enfermedad posteriormente reconocida como escarlatina, que figuran en su libro de Tumoribus Praeter Naturam, escrito entre 1533 y 1556iv.

Durante los siglos XVI al XVIII, «va a edificarse en el mundo occidental el pensamiento patológico moderno». Se introduce una gran variación dentro del estudio clínico de las enfermedades: es el concepto de «especie morbosa» (entidad nosológica), siendo el aporte fecundo del gran clínico inglés de la segunda mitad del siglo XVII: Thomas Sydenham (el «Hipócrates inglés»). Este pensamiento constituye una suerte de compromiso entre la experiencia y la razón, en el que debe buscarse la clave de lo que significó Sydenham para la medicina modernav.

Alphonse Teste describe en su libro Tratado homeopático sobre las enfermedades de los niños —Editorial Mínima— los tres periodos de la escarlatina, merece la pena que el ávido lector le eche un vistazo a la descripción de la enfermedad que él hace, resulta tan gráfico que merece la pena instruirse al albor de los clásicos.

Tratamiento:
La Medicina convencional —alopatía—, trata con antibióticos esta patología, sea ex juvantivus o mediante la confirmación previo a la recogida de exudado y cultivo. A veces de forma iterativa se reproducen lo que suelen denominarse brotes, consecuencia de la ineficacia del tratamiento antibiótico, incluso con el antibiótico previamente sensible en el antibiograma.

Si los homeópatas tuviéramos que elegir un solo remedio para el tratamiento de ésta patología, fracasaríamos estrepitosamente, si bien podemos decir, sin temor a equivocarnos que la Belladonna suele ser un buen específico de esta fiebre «irruptiva». El buen médico homeópata debe tener una idea precisa y habitualmente presente de las patogenesias al uso consignadas en la Materia Médica.

Siguiendo a Teste me conformaré con señalar en esta reseña los medicamentos más habituales que nos permitan tratar dicha enfermedad: Aconitum, Baryta carbónica, Opium, Ipecacuanha, Cinnabaris, Spongia tosta, Hepar sulphuris, Nitricum acidum, Dulcamara, Lycopodium, Calcarea carbonica y Sulphur.

Bibliografía:iGuillén Martín S, Ruiz Jiménez M, Prieto Tato LM, y cols. Enfermedades exantemáticas. En: Manrique I, Saavedra J, Gómez Campderá, y cols. Guía de tratamiento de las enfermedades infecciosas en urgencias pediátricas. Madrid: Drug Farma SL; 2010. p. 615-25.
iiMcCormick JK, Schievert P. Toxins and superantigens of group A streptococci. En: “Gram-positive pathogens”. American Society for Microbiology, 2000; 43-52.
iii Papp D, Agüero A. Breve Historia de la Medicina. Ed. La Claridad. Sao Paulo. Brasil 1994; 172-3.iv Laval R E. La infección por el estreptococo beta hemolítico del grupo A: ¿vuelta al pasado? Rev Chil Infect 1994; 11: 73-81.v Lain Entralgo P. Historia Universal de la Medicina. Tomo IV. p. 297-306. Barcelona. españa. 1973.

martes, 28 de julio de 2015

Cactus grandiflorus

Planta de la familia de las Cactáceas, originaria de Jamaica y Méjico; crece en las costas del Mediterráneo y se la cultiva en invernaderos como planta ornamental.
La tintura se obtiene de las ramas frescas y tiernas, y también de las flores; a partir de esta tintura, las diferentes dinamizaciones se obtienen por diluciones hahnemannianas.

ACCION GENERAL
Actúa sobre las fibras musculares circulares que bajo su influencia se contraen de una manera espasmódica.
Afecta sobre todo al aparato circulatorio y al aparato digestivo.
En el aparato circulatorio los síntomas reproducen el cuadro de la angina de pecho; por otro lado pueden producir congestiones locales activas y pasivas y hemorragias en todas las regiones.
Determina sensación de CONSTRICCION COMO POR UN ANILLO DE HIERRO y SENSACION DE CONSTRICCION COMO POR UN TORNIQUETE, gran característica del remedio.
REGIÓN CORAZÓN (músculo). CIRCULACIÓN. Cabeza; lado derecho. Pecho. Músculos circulares.

MODALIDADES
Peor: Acostado (del lado izquierdo; sobre el occipucio). Periódicamente. Esfuerzo; caminando, subiendo escaleras. Entre 10-11 a.m. hasta las 11 p.m. Desengaños amorosos. Sol. Humedad. El menor contacto. Después de comer. Ayunando.
Mejor: Al aire libre. Presionando en el vertex. Sentado. Quieto.
Sensación: de constricción, de torniquete, de anillo de hierro, de espasmo local circula (corazón, garganta,
esófago, útero, vagina, ano, etc.); de latidos arteriales localizados.

SÍNTOMAS PRINCIPALES
- Síntomas propios de los cardiacos; MELANCOLIA, TACITURNOS, TRISTEZA, MALHUMOR.
Detesta hablar y ama la soledad; ansiedad más marcada a la noche. TEMOR A LA MUERTE. La constricción intermitente repetida aumenta LA MELANCOLIA ANSIOSA; piensa que su enfermedad es incurable.
- Sueños de CAER; se despierta sobresaltado y asustado.
- GRITA POR LOS DOLORES, a los que es muy sensible.
- Deseo de estar solo.
- “Hace deliberadamente lo que ella emprende sino tiene la impresión de estar en una jaula. Duda de la expansión plena de su vida, y tiene un gran sentimiento efímero”.
Historia clínica: Siempre optimista pero fácilmente ansiosa. Cuando tiene alguna cosa nueva, dice a menudo que no llegará. Pero es muy testaruda, ella va hasta el fin de lo que quiere hacer. Cuando quiere alguna cosa es preciso que sea rápidamente. (Masi)
- CONGESTIONES SANGUINEAS EN PERSONAS PLETORICAS, determinan a menudo HEMORRAGIAS.
Todas las hemorragias son de sangre negra y con coágulos. Metrorragias: sangre negra, coágulos, dolores
constrictivos.
- Trastornos por HAMBRE.
- SENSACION DE CONSTRICCION COMO POR UNA BANDA, UN ANILLO DE HIERRO QUE COMPRIME EL ORGANO DONDE DICHA SENSACION SE SIENTE: corazón, pecho -mediastino-, pudiéndose también sentirse en vejiga, vagina. Esófago, útero, recto, en fin, dicha sensación es tan característica de Cactus como la sensación de plenitud es de Aesculus (Nash).
- DOLORES CONSTRICTIVOS, espasmódicos. Dolores insoportables que lo hacen gritar. Constricción cervical y latidos de las carótidas Constricción torácica, abdominal, rectal, vesical, vaginal, de los miembros.
- DOLOR CARDIACO CONSTRICTIVO: Constricción precordial «como por una mano de hierro>>, al esfuerzo, subiendo. Angustia durante la crisis; mejora quedándose quieto. Irradiación dolorosa al miembro superior izquierdo (Spigelia). Edema de la mano izquierda. Palpitaciones, arritmia, disnea, agravado acostado sobre el lado izquierdo
Malestar durante el dolor cardiaco: palidez, estado sincopal (Veratrum album, Latrodectus, Tabacum).
Cactus es el remedio por excelencia para la ANGINA DE PECHO DE ORIGEN TABAQUICO (Tabacum, Nux vomica, Caladium pueden ayudar, pues ayudan al paciente a abandonar la costumbre de fumar).
- Violenta palpitación del corazón, < tumbado del lado izquierdo, < un poco antes de la menstruación.
- Alteraciones cardiacas con edema solamente en LA MANO IZQUIERDA (A Digital se le hincha la mano
DERECHA).
- Congestión de cabeza & violento dolor de cabeza, con sensación de peso sobre el vertex. Este dolor presivo de Cactus se observa sobre todo en la menopausia y se acompaña Impresiones constrictivas de cuello, pecho y abdomen (Lach). Simultáneamente con los dolores de cabeza, perturbaciones visuales: CREE VER CIRCULOS DE LUZ ROJA.
- CONSTRICCION SOFOCANTE EN LA GARGANTA, CON SENSACION DE PLETORA; LATIDOS EN LAS CAROT1DAS EN LA ANGINA DE PECHO; se queja de tener la garganta constreñida como por una mano de hierro. No tolera la ropa en el cuello (Lach).
- Hemorroides sangrantes y estreñimiento & síntomas cardiacos.
- Menstruación solamente durante el día, cesa cuando está acostado.
- Dismenorrea con sensación de constricción en el útero. Constricción de la vagina impidiendo el coito
(vaginismo).

CARACTERISTICAS
- SENSACION DE CONSTRICCIÓN que puede sentirse en todos los órganos: pecho, estómago, útero, pero es principalmente en el corazón donde se siente; éste parece estar apretado por una mano de hierro.
- Dolores diversos que parten del corazón, irradiando al brazo izquierdo que está adormecido, pudiendo llegar al síncope.
- PALPITACIONES VIOLENTAS, empeoran acostándose sobre el lado izquierdo y cuando se aproxima la menstruación.
- EDEMA DE LA MANO IZQUIERDA que no pertenece a ningún otro remedio; (se observa sobre todo en el transcurso de una endocarditis crónica donde esto es un índice ligero del defecto de compensación que comienza a instalarse). Edema del pie y de la pierna.
- Aflujo de sangre a la cabeza y cefalea intensa. Sensación de peso en el vertex (sobre todo en la menopausia)
- Hemorragias.
- Periodicidad de síntomas.

COMENTARIOS Y COMPARACIONES
La patogenesia de Cactus reproduce la crisis típica de angor donde el remedio destaca; en algunos enfermos tan rápido como los derivados nitrados; a menudo dando continuamente a la 5 CH. atenúa y hace desaparecer la crisis, asociándolo a un remedio de acción general a menudo Árnica, en el angor de esfuerzo.
Los signos mayores de angor:
Aconitum: angustia.
Spigelia: irradiación al miembro superior izquierdo.
Cactus: la constricción.

La constricción predomina en:
Lachesis: constricción, congestión, hemorragias, menopausia.
Lilium tigrinum: constricción precordial, contexto ginecológico.
Cuprum: dolor camproide.
Tabacum: constricción, palidez, malestar tipo lipotimia,
tabaquismo.
Latrodectus: preinfarto.

Las hemorragias de sangre negra coagulada:
China: coágulos, anemia.
Chamomilla: coagulos, agitación, dolores.
Secale: coágulos, calambres, parestesias.
Coccus cacti: filamentos negros.
Crocus sativus: filamentos negros.

Los venenos producen una sangre hipocoagulable (Bothrops, Lachesis).

LAS "3 C" DE KENT
Para Kent las “3C” caracterizan a éste remedio
-Contración.
-Constricción.
-Congestión.
La Contracción es el origen de las dos siguientes.
- CONTRACCIÓN:
Donde las contracciones no se pueden percibir, donde no hay sensación, existen bajo la forma de estado
espasmódico de las fibras circulares>. (Kent)
- CONGESTIÓN: La congestión es descrita por Kent en éstos términos: .
- CONSTRICCIÓN: Esta palabra puede resumir ella solo a Cactus que es raro verlo prescribir cuando éste
síntoma está ausente. Para Nash, la constricción es una característica general del remedio; puede ser continua o intermitente y radicar en el corazón o en no importa que parte del cuerpo.
Para definir ésta sensación, se habla de , , , ,
envuelto en un tejido que aprieta más y más fuerte> , , .
Diluciones experimentales repetidas en el hombre sano producen contracciones y espasmos de las fibras
musculares, sobre todo las del sistema circulatorio (coronarias, corazón, aorta)
Las contracciones determinan enseguida objetivamente la congestión en un territorio, después subjetivamente la sensación de constricción en el mismo territorio. El enfermo se le describe como un pletórico o un intoxicado que reacciona con una vasoconstricción arterial ya sea a una emoción, a un esfuerzo, ya sea al frío.
Los sufrimientos son insoportables y arrancan gritos. Son agravados:
-en decúbito lateral izquierdo.
-por todo movimiento.
-andando, subiendo una escalera.
-a las 11h. y o a las 23h.
Como Aconitum y Arsenicum album, Cactus tiene miedo de la muerte. Se diferencian en lo siguiente:
Cactus: está inmóvil por el dolor, taciturno; el rechaza responder y se cree incurable.
Aconitum: está agitado, angustiado voluble que pide socorro.
Arsenicum album: presenta alternativamente agitación y postración, es incrédulo y rechaza los remedios.

Todos los aparatos están tocados por el genio mórbido de Cactus y además la famosa sensación de constricción produce espasmos locales circulares (corazón, garganta, esófago, útero, vagina, ano...), pulsaciones arteriales localizadas, hemorragias de sangre negra, hipercuagulable y con gruesos coágulos.
La patogenesia reproduce la típica crisis de Angor. Se la llama la “Trinitrina del homeópata”. Cactus actúa sobre todas las variedades de Angor pero sobre todo sobre el Angor de esfuerzo.
La mejor indicación es la sensación de fuerte constricción.
El dolor a menudo precordial, ya sea en la punta o en la base del corazón o a veces en el epigastrio. Puede
irradiar al cuello o al esófago, pero la irradiación más específica es el adormecimiento del brazo izquierdo (como en la crisis de Angor) con hormigueos hasta en el pequeño dedo y a veces edema de la mano. (Kent).
Este edema de la mano izquierda (mano ) es un signo patognomónico de Cactus. Indica a
menudo una agravación de la cardiopatía con evolución hacia la insuficiencia cardiaca. El dolor se acompaña de angustia con y generalmente palidez y estado sincopal.
La inmovilidad que alivia al paciente, acarrea un enlentecimiento del ritmo respiratorio. El corazón no va muy
rápido, a veces irregular y la tensión arterial está generalmente elevada(a nivel de la mínima y de la máxima)
La presencia de éstos síntomas (sobrevengan o no en el momento de una crisis de Angor) indica formalmente Cactus sobre todo cuando la crisis es precedida de alteraciones intestinales del tipo de sensación de pesadez rectal y necesidades urgentes y ineficaces. Las coronarias están frecuentemente ateromatosas.
Cactus se revela de una gran eficacia en el tratamiento:
- Dolores constrictivos cardiacos: que posean las características del remedio y que puedan producirse por ejemplo durante las crisis de angor, de insuficiencia coronaria, de miocarditis de esfuerzo (como en los atletas), en el corazón tabáquico.
- Palpitaciones casuales además de alteraciones del ritmo, de soplos valvulares como consecuencia de reumatismo articular agudo, en la dilatación ventricular, hiposístolia o asistolia
En la crisis de Angor, Cactus se utiliza generalmente a la 5CH.(a veces a la 7CH). Su rapidez de acción y su eficacia son remarcables y en algunos pacientes la mejoría aparece tan deprisa como en los derivados nitrados.
Es en el tratamiento continuo y donde Cactus es a veces más frecuentemente empleado.
Se utiliza a razón de 3 gránulos a la 5CH todos los días asociados a un remedio de acción general adaptado al enfermo. Permite espaciar, atenuar y a veces hacer desaparecer las crisis.
Se recomienda su uso en las alteraciones cardiacas orgánicas funcionales, en la debilidad del miocardio después de enfermedades infecciosas, en las deformaciones cardiacas y la descompensación, el “soplo al corazón”.
Se aconseja en las afecciones orgánicas cardiacas cuando digital y Strophantus no dan resultado
Sedante, tónicocardiaco y ligeramente diurético, Cactus dilata las coronarias y los vasos periféricos; y estimula las neuronas motoras de la médula espinal.
Algunos autores (Clarke) consideran que Cactus está particularmente indicado cuando el corazón está débil y las arterias ateromatosas.

MÁS INFORMACIÓN
Observation CACTUS (Dr Francis NICOLAS)
Mars 92 ;
L'Adolescente Z. Sarah, 14 ans, est amenee par sa maman, elle presente des douleurs a la tete (aux tempes) aumoindre effort physique. Elle a une malformation cardiaque congenitale (la paroi du ventricule gauche est tropepaissie...ce qui implique une diminution de la fraction d'ejection: explication donnee par la mere). Elle aime la viande, lacharcuterie mais pas le lait. Elle supporte mal la chaleur.
Toujours optimiste mais facilement anxieuse. Quand il y a quelque chose de nouveau, elle dit souvent je n'y
ar'nverais pas. Mais elle est tres tetue, il faut qu'elle aille jusqu'au bout de ce qu'elle veut'faire. Quand elle veutquelque chose il faut que ce soit tout de suite.
Elle a ete propre tres tard, des qu'elle a besoin il faut qu'elle aille auxtoilettes.
Le repertoire donne trois remedes qui ont le symptomes : Douleur aux tempes a I'effort ; ce sont : Cactus, Hell., Psor.
Les traits du caractere de Sarah me rappellent les hypotheses de L'AFADH fait lors de I'etude de Cactus :"// fait deli erenient ce ou'd ei"trepend sans c7uoi il a Pimpression d'etre en'caae. 11 doute de l'expanssion
pleniere de sa vie, et il a un grand sentiment d'epliemere. Je donne CACTUS 1000.

Juin 92 ;
Sarah a plus de resistance a la marche. L'annee scolaire s'est bien terminee. Elle s'interesse beaucoup aux enfants plus jeune qu'elle, elle reste encore tres obstinee. Elle a des difficultees de comprehension en frangais.
Je donne Cactus 10 000 K.

nov 92 ;,
Elle n'a plus mal a la tete a I'effort. Elle accepte les explications quand il y a un probleme a resoudre. Elle ne
prends plus regulierement les comprimes d'Isoptine et de Lopril.
Je donne Placebo
Thymulinne 9 CH et Cactus 9 et 15 CH (en reserve en cas de grippe)

Janv 93 ;
Le cardiologue est satisfait. Les examens sont bons, bien que Sarah a arrete ses medicaments pour le coeur d'ellememe.
Le cardiologue ne s'exprime pas beaucoup, car au depart il avait presente le probleme de Sarah comme
une affection que ne pouvait que s'aggraver. La maman nose pas en demander plus.
Sarah n'a plus mal a la tete, elle reste essouflee quand elle monte trop vite une cote... Elle est impatiente de
guerir....
Je donne Cactus 50 000 K

Avril 93 ;
Vu _par mon remplacant
Pour la resistance a I'effort, I'amelioration se confirme ; Elle fait meme de la natation sans difficulte.
- Reve que sa mere etait morte et qu'elle etait a I'enterrement
- La maman tres pointilleuse sur les resultats scolaire de ses enfants reparle des difficultes en fran~ais de sarah.
Sarah recoit Cactus 10 000 k
( j'aurais donne placebo)

Juin 93 ;
Au telephone
Elle va tres bien. Elie pent allerclans I'eau a la piscine 2 heures de suite sans presenter de symptomes particuliers, alors qu'avant au bout d'une demi heure elle devait sortir de I'eau.

lunes, 8 de junio de 2015

Difteria, histeria y falta de compasión.

EL MIRADOR.Tomado de:

http://www.actasanitaria.com/difteria-histeria-y-falta-de-compasion/

juangervas 661X287





Frente a la que califica de crisis de salud pública histérica desatada como consecuencia del caso de difteria registrado en España, el autor, defensor de la vacuna contra tal enfermedad, pone en cuestión a quienes pretenden hacer negocio a costa de lo que pueden calificarse de seudovacunas.
Torres de arrogancia médica sobre cimientos de ignorancia científica.
Contruimos torres de arrogancia médica sobre cimientos de ignorancia científica y ello conlleva desvalimiento, sufrimiento y muerte de enfermos y sanos. Se ha visto muy bien con el caso de difteria en un niño no vacunado, a comienzos de junio de 2015, en España.
Sobre un hecho lamentable se ha construido una torre de arrogancia médica y de intolerancia social en que se ha pedido de todo para los padres, excepto la muerte en la hoguera (que yo sepa).
Sobre un hecho lamentable se ha construido una torre de arrogancia médica y de intolerancia social en que se ha pedido de todo para los padres
Como siempre, tal torre se ha construido sobre cimientos de ignorancia científica. Entre los constructores hay todo tipo de individuos, desde políticos a periodistas, desde expertos a aficionados, desde médicos a pacientes. Todos los masacradores se han aupado en la torre de la arrogancia e intolerancia, con una superioridad moral que asusta. Se han azuzado bajos instintos y respuestas irracionales y se han jaleado conductas y palabras vergonzosas. ¿Por qué? Básicamente por incrementar el negocio de las vacunas, ese negocio que pesca en río revuelto para vender las vacunas en un paquete que incluya tanto las vacunas sistémicas (y necesarias) como las vacunas comerciales e innecesarias (como la de la gripe, del papiloma y otras).
Con ello se ha faltado a las normas de compasión, cortesía y piedad, además de cometer la idiotez de idiotizar a una minoría a la que se le da una importancia que no tiene
http://www.medicosypacientes.com/articulos/opinionjuanmartinez3615.html
http://medicocritico.blogspot.com.es/2015/02/sobre-la-idiotez-de-idiotizar-los-que.html
Además, toda la artillería burda y sin ciencia empleada contra los “antivacunas” (técnicamente, los que tienen “duda vacunal”) es inútil y perjudicial, si lo que se pretende es lograr que acepten las ventajas de las vacunas necesarias
http://asset-scienceinsociety.eu/news/features/plos-and-ecdc-together-special-issue-vaccine-hesitancy
http://elpais.com/elpais/2015/06/03/ciencia/1433354194_756223.html
Cimientos con algo de ciencia
Hay vacunas y vacunas, y no todas tienen la misma importancia ni los mismos problemas
Con respecto a la difteria y su vacuna conviene tener claro algún hecho científico, del tipo de (notas 1,2, 3, 4, 5, 6, 7,8, 9 ) :
  •  La difteria se produce por un bacilo que libera una toxina capaz de intoxicar e incluso matar al paciente. El daño, pues, se hace por medio de la toxina, localmente o “a distancia” (en corazón y en sistema nervioso, entre otros), desde una infección en la faringe, pero también en fosas nasales, piel, vagina, ojos, etc.
  •  La difteria se produce por bacilos que sólo viven en la especie humana; pero la difteria cutánea se da en condiciones de extrema falta de higiene, a partir de bacilos en las vacas.
  • La difteria es enfermedad grave, pero su mortalidad ha disminuido mucho con las mejoras sociales y económicas, y de atención sanitaria.
  •  La vacuna de la difteria es la misma toxina modificada, un toxoide, de forma que provoca la formación de defensas (anticuerpos como anti-toxinas) que evitan el daño en caso de infección.
  • Hay una vacuna infantil con carga antigénica estándar (fuerte) y una del adulto con carga antigénica baja (para producir menos reacción local).
  • Es imposible la irradicación de la difteria, pues la vacuna es contra la toxina, no contra el bacilo.
  • El bacilo de la difteria sólo produce toxina si a su vez está infectado por un virus (un bacteríofago) que le aporta el material genético para producir la toxina. Las cepas de bacilo de la difteria contagiadas por dicho virus pueden a su vez contagiar a cepas de la difteria no toxigénicas, con lo que se expande la posibilidad de enfermar.
La vacuna de la difteria es una vacuna necesaria, pero muy ineficiente, pues su efecto se desvanece en unos diez/veinte años. Por ello más de la mitad de los adultos están indefensos frente al bacilo de la difteria (hasta el 70% en los ancianos).
  • El bacilo de la difteria puede vivir sin producir daños en portadores humanos asintomáticos, sobre todo en la nariz. Al haber menos casos de difteria disminuyen las personas con infección asintomática, y la posibilidad de re-vacunación espontánea natural.
  • La infección de difteria no produce inmunidad de por vida y por ello hay que vacunar también a los que han pasado la difteria.
  • La madre con anticuerpos contra la toxina diftérica los transmite al bebé, de forma que le protegen hasta medio año.
  • La vacuna de la difteria es una vacuna necesaria, pero muy ineficiente, pues su efecto se desvanece en unos diez/veinte años. Por ello más de la mitad de los adultos están indefensos frente al bacilo de la difteria (hasta el 70% en los ancianos).
  • La vacuna de la difteria es una “bomba de tiempo” pues traslada el problema de la infección a otras edades. Hay una “luna de miel” hasta que estalla dicha bomba y por ello hay que re-vacunar y es imperativo el mejorar la vacuna para prolongar su efecto protector.
  • Como dice la Organización Mundial de la Salud: “las vacunas antidiftéricas óptimas a desarrollar en el futuro deberán proporcionar una protección más duradera con menos inyecciones”.
  • La vacuna antidiftérica actual no existe como tal en el mercado. Se vende siempre asociada a otras vacunas, tanto en niños como en adultos. En niños puede tener lógica tal asociación, en adultos es absurdo.
  • Es imposible revacunarse sólo de difteria, hay que revacunarse de difteria y tétanos, o de difteria, tétanos y tosferina (coqueluche). Por ello se suman los efectos adversos de las tres vacunas, especialmente una reacción local intensísima (reacción de Arthus). Además, la revacunación contra el tétanos es innecesaria hasta los 65 años (basta en toda la vida una dosis de recuerdo, si se ha cumplido el calendario en infancia y adolescencia).
  • En Europa hubo un periodo epidémico de difteria a partir de la caída de la Unión Soviética (con un máximo en 1994-5 y un total de casi 160.000 casos declarados), por el deterioro económico, social y del sistema sanitario. Desde entonces la difteria ha sido un problema en Europa, aunque con tendencia decreciente.
  • La vacuna de la difteria protege mientras se mantienen los anticuerpos en sangre a un cierto nivel. Por ello la infección afecta sólo a los que no se han vacunado nunca, o a los que hace mucho tiempo que no se han revacunado. Es decir, la difteria es cuestión de quienes no se vacunan (muy pocos) y de quienes hace tiempo que no se han revacunado (la mayoría de los adultos y especialmente los ancianos).
  • Son esperables más casos de difteria si las autoridades no exigen mejores vacunas y si los profesionales no re-vacunan a los jóvenes, adultos y ancianos.
  • La vacuna de la difteria provoca un círculo infernal pues no resuelve el problema de brotes y epidemias. Si no se mejora, obliga a una re-vacunación continua que siempre fallará por razones varias (siendo la “duda vacunal” la menos importante) probablemente en quienes más la precisan, como marginados, pobres, ancianos y otros.
La vacuna de la difteria es una vacuna necesaria, una de las vacunas sistémicas.
Es imposible la irradicación de la difteria, pues la vacuna es contra la toxina, no contra el bacilo.
Hay un grupo de vacunas que podemos considerar recomendables universalmente: contra difteria, parotiditis, poliomielitis, rubeola, sarampión, tétanos y tosferina . (Nota 10). Hay otras vacunas recomendables en situaciones específicas; por ejemplo, contra el cólera, la fiebre amarilla, la fiebre Q, la hepatitis, la meningitis, el neumococo, la rabia, el rotavirus, la tuberculosis y otras. Hay vacunas en desarrollo, por ejemplo, la del paludismo y la del dengue. Hay otras vacunas en las que existen pruebas que desaconsejan su uso en general, como contra la gripe y contra el virus del papiloma humano. Son vacunas que provocan más daños que beneficios y que sólo se justifican por el interés comercial de sus promotores (industrias, expertos y algunas “sociedades científicas”) . (Nota 11)
Hay vacunas y vacunas, y no todas tienen la misma importancia ni los mismos problemas . (Nota 12)
La histeria colectiva por un caso de difteria sólo sirve para que hagan negocios los que quieren el uso irracional de las vacunas y el negocio sin más. Ellos desacreditan más las vacunas que nadie que tenga “duda vacunal” (que son minoría).
En junio de 2015, hemos tenido en España una crisis de salud pública histérica con un caso de difteria. En el futuro podemos tener una verdadera crisis de salud pública por epidemia de difteria.
Menos histeria y más ciencia, que a todos amenaza la difteria.
————————————–
Notas
[1]         http://www.who.int/immunization/wer8103Diphtheria_Jan06_position_paper_SP.pdf
[2]         http://wwwnc.cdc.gov/eid/article/18/2/11-0987_article
[3]         http://vacunasaep.org/documentos/manual/cap-21
[4]         http://www.biomedcentral.com/1471-2334/13/551
[5]            http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10217597
[6]        https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/147952/Green-Book-Chapter-15.pdf
[17        https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/147952/Green-Book-Chapter-15.pdf
[8]         http://www.elsevier.es/en-revista-medicina-clinica-2-resumen-immunity-to-diphtheria-among-adults-13079382
[9]            http://www.rxlist.com/dtp-side-effects-drug-center.htm
[10]         http://equipocesca.org/resumen-del-seminario-sobre-eficacia-efectividad-y-seguridad-de-las-vacunas-aspectos-clinicos-profesionales-y-sociales/
[11]         http://www.nogracias.eu/2015/06/05/editorial-nogracias-vacunas-no-todas-son-iguales/
[12]         http://www.actasanitaria.com/vacunas-y-vacunas-no-todas-son-iguales/

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España)jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org;@JuanGrvas

sábado, 6 de junio de 2015

A propósito de la homeopatía en Cuba

 
Breve historia para un debate ético.

Por Yasser Farrés Delgado
Foto: radiorebelde.cu
Foto: radiorebelde.cu
HAVANA TIMES — Curioso debate ha suscitado la decisión del Ministerio de Salud cubano (MINSAP) de reconocer a la  Medicina Natural y Tradicional como especialidad médica, integradora y holística de los problemas de salud. La decisión no sólo responde a casi dos décadas de implementación de diversas terapias tradicionales en instituciones médicas cubanas; se inserta en la actitud transdisciplinaria que poco a poco gana espacio en la academia occidental/occidentalizada.
La clasificación “natural y tradicional” incluye muchas cosas pero quizás la Homeopatía sea la rama más cuestionada por los hombres y mujeres de la ciencia convencional, quienes siguen inscritos en la mentalidad racionalista/reduccionista moderna que todavía domina en las ciencias médicas occidentales. De estas personas llegan opiniones como: “el principio activo de la homeopatía no se sostiene”, “es un timo”, “es poco más que un placebo”, etcétera.
Curiosamente, opuesto a esas opiniones encontramos que diversas universidades reconocen los aportes de la homeopatía. La Universistat de Barcelona, por ejemplo ofrece un Máster en Medicina Homeopática. Además vemos que bases de datos científicas como Elsevier o Scopus, que están más que legitimadas por la comunidad científica internacional, reconocen el carácter científico de ciertas revistas sobre homeopatía. La revista estadounidense “Homeopathy”, por ejemplo, ha estado entre el primer y segundo cuartil del ranking de SCOPUS durante una década. Otras dos revistas van ganando espacio (la española “Revista Médica de Homeopatia” y la italiana “Revue d’Homeopathie”).
Como contribución al debate sobre la resolución del MINSAP quiero lanzar aquí algunas ideas que intentan ir más allá del restringido argumento de “las pruebas de laboratorio” y los “ensayos médicos”. Deseo promover un debate ético sobre la autoridad del conocimiento en las ciencias cubanas. Un debate que no parece haber tenido lugar en el país, o que ha sido muy débil y poco promovido, como demuestra el hecho que en la academia cubana todavía no exista libertad de cátedra (no existe libertad de pensamiento en general, ni muchas otras libertades).
Para lanzar estas ideas comenzaré recordando que la ciencia moderna (los científicos) se atribuyó a sí misma la autoridad del conocimiento gracias a relaciones de poder que quedaron definitivamente instauradas con la Ilustración. Esto lo explican muchos autores, incluido un texto poco divulgado del cubano Hirám Hernández (2005). Dichas relaciones son herederas de una historia que inicia antes, con la expansión del catolicismo y la colonización del mundo por parte de Occidente (ver Grosfoguel, 2013). Sobre esta herencia se ha escrito menos, por tanto, es necesario divulgarla.
Deseo promover un debate ético sobre la autoridad del conocimiento en las ciencias cubanas. Un debate que no parece haber tenido lugar en el país, o que ha sido muy débil y poco promovido, como demuestra el hecho que en la academia cubana todavía no exista libertad de cátedra (no existe libertad de pensamiento en general, ni muchas otras libertades).
Las ciencias en general y las ciencias médicas en particular, son herederas del método racionalista cartesiano que se instaurará como el único método de conocimiento fiable. En su “Discurso del Método”, Descartes sienta las bases que justificarán la autoridad del saber científico occidental (entiéndase, saber moderno) sobre cualquier otro conocimiento. Allí este francés plantea, dicho grosso modo, que hay que aislarse de todo conocimiento precedente (solipsismo) y desconfiar de todos nuestros sentidos (dualismo) para generar el “conocimientos verdaderos”.
La actitud de Descartes tiene dos consecuencias importantes, entre otras: 1. reniega de los conocimientos previamente producidos por todas las culturas del mundo en su conjunto; y 2. se atribuye a sí mismo la capacidad de producir un conocimiento universal que debe ser aceptado por todas las personas. De este modo él sienta las bases filosóficas y científicas por las cuales el hombre occidental, la ciencia occidental, se atribuirá a sí mismo la capacidad de producir el único saber verdadero posible (ver. Grosfoguel, 2008).
¿Qué condiciones se habían dado para que quede instaurada con Descartes esa relación de poder global en temas de conocimiento (colonialidad del saber)?¿Qué condiciones favorecieron esa actitud arrogante?¿Cómo se explica que se niegue la posibilidad de que un conocimiento válido pueda producirse de otro modo, con otro enfoque, diferente al “método científico”?
Para responder las preguntas hay que comprender que cualquier otro conocimiento ya había sido silenciado o eliminado, y que nadie podía decir lo contrario. Hay que comprender los grandes genocidios/epistemicidios del largo siglo XVI: el conocimiento ancestral de la naturaleza que poseían las mujeres europeas por su condición de cuidadoras (conocimiento sobre hierbas, pociones, etc.), había sido considerado “brujería” por la Iglesia Católica, y quienes lo practicaban fueron quemadas en la hoguera); el conocimiento desarrollado por la cultura islámica también fue destruido por la Iglesia Católica (las bibliotecas del Califato de Córdoba fueron destruidas y sus libros quemados); miles de «códices» y «quipus» fueron destruidos en “El Nuevo Mundo” a la vez que las culturas autóctonas fueron arrasadas; y así sucesivamente. (ver Grosfoguel, 2013).
La Iglesia Católica –o mejor dicho, la jerarquía patriarcal que se apoderó del catolicismo—, también tuvo en la mira a los científicos modernos. De hecho, Descartes se ve obligado a explicar en otro texto que sus ideas no contradecían la existencia de Dios y que este era la fuente de conocimiento en última instancia. Lo mismo tendrán que decir Newton y muchos otros hasta bien entrado el siglo XIX, en que el poder de la Iglesia Católica cae considerablemente.
¿Cómo se relaciona toda esta historia con la homeopatía y los dilemas de la ciencia cubana? Se me acaba el espacio, por tanto, expondré mis ideas más adelante. Sólo mencionaré que esta historia no se cuenta dentro de los planes de estudios de los científicos y científicas cubanos.
——
Referencias
  • Dussel, Enrique (2008). Meditaciones anti-cartesianas: sobre el origen del anti-discurso filosófico de la Modernidad, Tabula Rasa, 9, 153-197. Bogotá – Colombia ISSN: 0120-4807
  • Grosfoguel, Ramón (2008). Hacia un pluri-versalismo transmoderno decolonial. Tabula Rasa, 9: 199-215. Bogotá – Colombia, ISSN: 1794-2489.
  • Grosfoguel, Ramón. (2013). Racismo/sexismo epistémico, universidades occidentalizadas y los cuatro genocidios/epistemicidios del largo siglo XVI.Tabula Rasa, (19), 31-58.
  • Hernández Castro, Hiram (2005). Poder-saber: una ciencia política de la liberación.La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
- See more at: http://www.havanatimes.org/sp/?p=106632#sthash.8MBARCo1.dpuf

Vacunas a debate



Tomado de "El mundo"

'No soy ningún friki ecologista. Una vacuna dejó tetrapléjico a mi hijo'

  • El caso del niño con difteria abre el debate sobre si debería ser obligatorio vacunar o no

  • EL MUNDO habla con dos familias que han decidido no inmunizar a sus hijos

  • Los médicos defienden la seguridad y la eficacia de las vacunas

Luis Gasco, con su esposa y su hijo tetrapléjico en brazos.
Luis Gasco, con su esposa y su hijo tetrapléjico en brazos. ALBERTO DI LOLLI

     
  • Ver más
Las vacunas son, sin lugar a dudas, uno de los más grandes avances que la medicina nos ha regalado. Cada año, y según cifras de la Organización Mundial de la Salud, la inmunización evita entre dos y tres millones de muertes en todo el mundo. Gracias a estas inyecciones se ha conseguido erradicar la viruela, y hay otras patologías que, si bien no han desaparecido por completo del mapa, están muy controladas gracias a las vacunas, como la poliomelitis, el tétanos o el sarampión, entre otras.
No obstante, y a pesar de que los datos nos dicen que 1,5 millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades que serían evitables con una simple vacuna, según UNICEF, lo cierto es que hay padres que deciden no vacunar a sus hijos. Se trata de una moda, una tendencia, o una convicción -según se mire- especialmente extendida en Estados Unidos.
Muchas veces, los padres deciden no vacunar a sus hijos basándose en mitos erróneos pero altamente extendidos (como el bulo de que la vacuna trivalente estaba vinculada a un mayor riesgo de autismo), o en función de experiencias que han vivido a raíz de los efectos adversos de las vacunas que, aunque son altamente infrecuentes (al menos los más graves), sería faltar a la verdad negar su existencia.
"Las vacunas son productos biológicos, y en general son muy seguras, pero no dejan de tener un riesgo, como cualquier producto que se introduce en el cuerpo", explica a EL MUNDO Maria José Álvarez, directora de vacunas.org, la página de la Asociación Española de Vacunología.
Aunque en España el movimiento antivacunas no es tan fuerte ni tan mediático como en otros países, sí se pueden encontrar casos de padres que son reacios a este producto. EL MUNDO ha contactado con varias familias que han vivido experiencias dramáticas que ellos atribuyen a las vacunas. Es el caso de Federico Sánchez, que hoy preside la Asociación de Afectados por las Vacunas, cuyo hijo, según cuenta, "empezó a sufrir convulsiones después de que le administraran la vacuna Infanrix hexa® [una vacuna hexavalente], del laboratorio GSK". Posteriormente, le diagnosticaron encefalopatía. Murió hace ahora un año.
Sánchez establece una relación directa entre la enfermedad de su hijo y su posterior muerte con la vacuna de GSK. Y lo hace así porque, según ha relatado a este periódico, tras el fallecimiento de su hijo, envió una muestra de dicha vacuna a un laboratorio estadounidense, donde la analizaron, y concluyeron que "tenía entre un 30 y un 200% más de hidróxido de aluminio de lo que indicaba en la ficha técnica".
Antes de morir, a su hijo le realizaron un test genético, mediante el que comprobaron que el pequeño "no desintoxicaba bien los metales pesados". Desde entonces, Federico y su mujer han cambiado radicalmente su visión respecto a las vacunas: su hijo las tuvo todas, incluso las que no eran obligatorias, pero ahora tienen una niña de siete meses a la que han decidido no inmunizar. "Si tu niño se muere por culpa de una vacuna, ¿cómo voy a vacunar ahora a mi hija? Sería un loco".
La historia de Luis Gasco y su familia es parecida a la de Federico, aunque sin un desenlace fatal. Según cuenta, "a los tres días de administrarle la vacuna de los 18 meses [no recuerda exactamente cuál entre todas las que se ponen a esa edad] a mi hijo, le dio una reacción autoinmune que le dejó tetrapléjico". Como Federico, él ve una clara conexión entre la vacuna y la enfermedad de su hijo, pero esta vez, explica, con más motivos, porque en el propio diagnóstico que le dieron al niño se hace referencia a la vacuna: "encefalitis aguda diseminada post-vacunal". Después de éste, Luis ha tenido otra niña, a la que ha decidido no vacunar. Él afirma que no es un antivacunas per se (de hecho, sus tres primeros hijos tienen todas las vacunas, y el cuarto las recibió todas hasta los 18 meses), pero que ha tomado esta decisión "por miedo a los efectos adversos".

Casos muy raros e imprevisibles

Según Ildefonso Hernández, presidente de SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria), este tipo de casos son "muy raros e imprevisibles" y sostiene que, en ocasiones, se producen "hechos coincidentes que se atribuyen a la vacuna porque coinciden en el tiempo".
"A mí me parece que la gente que no vacuna a sus hijos los somete a un riesgo de enfermedades graves", opina Álvarez, quien cree que muchas veces, estas personas "se informan a través de páginas web donde no hay datos basados en la evidencia".
"El asunto es muy delicado", opina Hernández, quien considera que no hay que "paternalizar la información, que tiene que ser muy clara". Precisamente, ésta es una de las grandes quejas que tiene Gasco: "El problema es la mala información que hay, te dicen que como mucho cogerá fiebre, y eso es falso".

'Una opción de cálculo de riesgos'

Gasco recalca que él no es "ningún hippie friki ecologista" y que, de hecho, no descarta vacunar a su hija más adelante, o si se fueran a vivir a otro país, sino que su decisión es una "opción de cálculo de riesgos: prefiero el riesgo de asumir una varicela o un sarampión a una tetraplegia o incluso la muerte. Una vez y no más". Mientras tanto, Gasco apunta que M., su hija, que ahora tiene cuatro años, está sana, y "ha tenido las enfermedades propias de todos los niños".
A este respecto, Hernández apunta que "si no nos vacunáramos sería un desastre", y recuerda que "el 1% que no se vacuna se beneficia de la vacunación del resto". Gasco afirma ser consciente de esto: "Si todos dejáramos de vacunarnos, volveríamos a tener otro tipo de epidemias", dice.
"Me parece perfecto que el 99% de los padres opte por vacunar a sus hijos, pero que alguien se atreva a cuestionar una decisión en un contexto de riesgo me parece una temeridad", resume este padre. Pero a nadie se le escapa que su opción es una vía ciertamente polémica y, en la práctica totalidad de los casos, no avalada por la comunidad médica. Sin ir más lejos, hace pocos días, el Nobel de Medicina de 2011, Jules Hoffmann, sostenía que "no vacunar es un crimen". Gasco se muestra tajante con esta afirmación: "Que venga y me lo diga con mi hijo al lado. No se puede frivolizar con esto".
A raíz del caso del niño no vacunado en Cataluña que ha contraído difteria -lo que ha hecho que la enfermedad reaparezca en nuestro país después de 29 años ausente- se ha generado un debate sobre si la vacunación debería ser obligatoria o no, independientemente de la opinión de los padres. Hernández, quien subraya que "los riesgos de las vacunas son muy bajos", apunta que él no lo vería bien: "nuestras leyes tienen previstas emergencias de salud pública en las que sí sería necesario hacerlo, pero en un estado normal, yo no sería partidario".
Ante esta cuestión, Gasco responde que "si se toma la decisión de que vacunar es una cuestión de Salud Pública, y por tanto, es obligatorio, el Estado tiene que responder subsidiariamente de los problemas derivados de los efectos adversos de la vacunación". "Eso es lo que se hace en los sitios en los que es obligatorio, allí tiene que haber una compensación ineludible", opina Hernández. En cualquier caso, este experto en inmunología asegura que "siempre" recomendaría vacunar, y recuerda que "tenemos un calendario de vacunación bastante sensato, completo y adecuado".
Quizás el problema sea que los contras de las vacunas hacen más ruido que los pros, porque lo bueno ya es considerado como normal y es, además, menos llamativo que lo malo. "La prevención tiene esa dificultad, y es que los beneficios no son palpables. Nadie sabe lo bueno que es y las muertes y enfermedades que está evitando el buen funcionamiento del calendario vacunal". En definitiva, para este médico (y para muchísimos más), "ser antivacunas no tiene ningún fundamento". "Yo siempre recomendaría vacunar: como médico, y como madre", concluye Álvarez.