domingo, 20 de julio de 2014

Luc Montagnier escapa del “terror intelectual” persiguiendo ideas revolucionarias en China


Artículo extraído integramente de la web La ciencia y sus demonios

El virólogo y premio Nobel de medicina Luc Montagnier sigue dando que hablar. En la actualidad Montagnier es fundador y presidente de la Fundación Mundial para la prevención e investigación del SIDA, tarea que va a simultanear con la de liderar una investigación pionera en un nuevo instituto de la Universidad Jiaotong, en Shanghai. Lo que ha llamado la atención a la comunidad científica no es que este reputado investigador marche a una institución China a trabajar, sino que su trabajo esté relacionado con“las ondas magnéticas que son emanadas desde el DNA ultradiluido de varias bacterias patógenas”. Esta idea fue publicada por Montagnier en dos publicaciones que tuvieron una fría acogida entre los científicos.
La revista “Science” ha entrevistado a Montagnier antes de su marcha a China; aquí os dejo sus respuestas para que valoréis si este famoso virólogo ha engrosado la lista de pseudocientíficos o si por el contrario trabaja para ampliar los límites de la ciencia. La entrevista ha sido realizada por Martin Enserink y aparece en el último número de “Science” (volumen 330 página 1732)
¿Por qué se marcha a Shanghai?
Se me ha ofrecido una cátedra y un instituto, que llevará mi nombre, para trabajar en un nuevo área de la ciencia que interrelacionará la física, la biología y la medicina. El proyecto principal es el de estudiar el fenómeno de las ondas electromagnéticas producidas por el DNA diluido en agua. Estudiaremos tanto las bases teóricas como sus aplicaciones a la medicina.
¿Qué son exactamente esas ondas?
Lo que hemos visto es que el DNA produce cambios estructurales en el agua, los cuales permanecen incluso tras largas diluciones, y que producen señales de resonancia electromagnética que podemos medir. No todo el DNA produce señales que puedan ser detectadas con los aparatos que contamos. Las señales de mayor intensidad proceden de DNA bacteriano y vírico.
¿Cuáles piensa que son las aplicaciones médicas de este descubrimiento?
Hemos encontrado las señales procedentes del DNA bacteriano en el plasma sanguíneo de muchos pacientes con autismo y también en muchos, aunque no en todos, pacientes de Alzheimer, Parkinson y esclerosis múltiple. Parece que la señal que se detecta procede del intestino. Por tanto es posible que algún producto de las bacterias intestinales acabe en el plasma y provoque daños en el cerebro.
Las ondas son para nosotros un biomarcador para detectar la presencia de esas bacterias, incluso cuando no somos capaces de detectarlas con técnicas tan sensibles como la PCR. Por tanto, si se tratan esas patologías con antibióticos uno esperaría ver como los síntomas de las mismas desaparecen. La primera idea es la de realizar un ensayo clínico de ese estilo en Francia. Primero demostraremos que podemos detectar el DNA de la bacteria en el plasma de niños autistas y que no lo encontraremos en el de niños sanos. En ese momento, y si la comisión ética lo autoriza, trataremos con antibióticos los niños autistas esperando que la señal desaparezca de su plasma y comprobar si sus manifestaciones clínicas mejoran. Si eso funcionase, en el futuro esta técnica no sólo se emplearía para realizar diagnóstico, sino también tratamiento. Es posible que existan ondas electromagnéticas de determinada frecuencia que eliminen las ondas producidas por el DNA bacteriano.
Muchos de sus colegas son muy escépticos con estos planteamientos
Bueno, yo también era escéptico al principio. Pero ahí están lo resultados. Éstos son muy reproducibles y ahora estamos esperando que sean confirmados en otros laboratorios.
Usted ha llamado a Benveniste “un moderno Galileo”. ¿Por qué?
Benveniste fue rechazado por todo el mundo porque iba por delante de todos ellos. Él lo perdió todo: su laboratorio, su dinero…. Yo pienso que tenía razón, pero su problema fue que sus resultados no eran 100% reproducibles.
¿Usted piensa que hay de cierto en la homeopatía?
Yo no puedo decir que la homeopatía sea completamente cierta. Lo que sí puedo decir ahora es que los efectos en las grandes diluciones sí son ciertos. Elevadas diluciones de algo no es igual a nada. Hay estructuras en el agua que copian la estructura original de la molécula que estuvo en el agua.Hemos visto que con el DNA no podemos llegar a las elevadas concentraciones que maneja la homeopatía, no podemos ir más allá de 10 elevado a la -18 porque entonces perdemos la señal. Pero incluso a una dilución de 10 elevado a la -18 no hay una sola molécula de DNA en el agua, y sin embargo todavía detectamos una señal.
¿Podría continuar sus investigaciones en Francia?
Ya no tengo financiación aquí. Debido a la política de jubilaciones en Francia ya no se me permite trabajar en institutos públicos franceses. He pedido financiación a otros organismos, pero no la he conseguido. Hay algo de miedo a este tema en Europa. Puedo decirle que conozco investigadores que han reproducido los resultados de Benveniste en su laboratorio, pero tienen miedo de mandarlo a publicar por el “terror intelectual” a que se verían sometidos por parte de personas que no acaban de entender esos resultados.
¿Los chinos son más abiertos en estos temas?
Pienso que si. He visitado la universidad de Jiaotong varias veces y le aseguro que tienen una mente muy abierta. El editor en jefe de la revista “Interdisciplinary Sciences Computational Life Science”, donde publiqué mis dos trabajos relacionados con este tema, también trabaja en esta universidad.
¿Teme que sus colegas le acusen de haberse pasado al terreno de las pseudociencias?
No, porque no es pseudociencia ni curanderismo. Simplemente hay un fenómeno que merece ser investigado a fondo.

Leer el artículo completo pinchando aquí: La ciencia y sus demonios

viernes, 18 de julio de 2014

Los desvaríos del Ministerio de Sanidad

Este artículo lo ha publicado la revista DSalud, lo escribe José María Campoy y no solo demuestra una enorme valentía que desafía a las autoridades sanitarias sino que demuestra tener suficientes argumentos para rebatir con firmeza las posibles réplicas. Todavía hoy, después de casi 2 años sigue sin haber una respuesta. Será que “el que calla otorga”? Parece imposible que nadie, en los círculos sanitarios oficiales, deba y tenga que dar explicaciones. Te invito a que pases este enlace y lo distribuyas entre tus conocidos: http://muybio.com/verdades-medicina-convencional-se-atreve. Creo que será la mejor manera de forzar a escuchar y contestar lo que dice una publicación, que hoy por hoy, es una autoridad en el tema de las medicinas alternativas.
No dejes de leerla porque no tiene desperdicio. Debajo del artículo tienes el enlace directo a la publicación.
Los desvaríos del Ministerio de Sanidad
En el ámbito de la salud es igual quién gobierne en España: al frente del Ministerio de Sanidad siempre se designa a alguien que termina estando al servicio de los grupos de poder, muy especialmente el de las multinacionales farmacéuticas. Así que la posibilidad de que la sociedad acceda algún día a médicos y servicios de salud realmente eficaces y curativos en lugar de paliativos y iatrogénicos es nula.
¿Que ello lleva a la desesperación a millones de personas, ignorantes de que se les está engañando?
No importa.
¿Que ello lleva a la muerte sólo en nuestros hospitales públicos a más de 400.000 personas cada año mientras son tratadas de esa manera, (morbilidad hospitalaria española según el Instituto Nacional de Estadística)?
No importa.
¿Que los médicos empiezan a ver desesperados cómo cada año la industria se inventa nuevas enfermedades para así poder vender fármacos específicos para ellas –una auténtica burla en realidad- y en estos momentos es ya tal la cantidad de patologías existentes –miles- que ni los propios galenos conocen sus nombres y los síntomas que se supone les caracteriza siendo por ello incapaces de identificarlas y, por tanto, de afrontar el problema de sus enfermos?
No importa.
¿Que la industria ha decidido, dada la imposibilidad de curar con sus fármacos una sola de sus inventadas enfermedades, hacer negocio alegando que sí puede prevenirlas comercializando para ellas todo tipo de vacunas que dar a las personas sanas?
No importa.
¿Que esas vacunas no previenen nada porque jamás una sola vacuna ha demostrado prevenir una sola enfermedad?
No importa.
Y retamos públicamente
a los colegios médicos, a los laboratorios y al Ministerio de Sanidad a que nos entreguen la documentación científica que prueba que al menos una sí lo logra.
Que nos demuestren que hay una sola vacuna que previene alguna enfermedad. La que sea. Es más, les retamos a que nos demuestren que el VIH existe y es la causa del SIDA. Y que los tratamientos oncológicos oficialmente aprobados y de obligado uso en los centros públicos previenen o curan el cáncer. O que una sola de las drogas usadas por los psiquiatras previene o cura alguna de las inventadas enfermedades psiquiátricas.
O que conocen siquiera un solo fármaco que prevenga o cure alguna de las llamadas enfermedades crónicas y degenerativas. Y nos da igual si es un fármaco para el Parkinson, el Alzheimer, la Ataxia Cerebelosa, la Esclerosis Múltiple, la Fibromialgia, la Fatiga Crónica, la Psoriasis, el Lupus Eritematoso, la Sensibilidad Química Múltiple o cualquier otra de las miles de enfermedades hoy catalogadas.
Es más, que nos demuestren que hay un solo fármaco realmente eficaz que prevenga o cure cualquiera de las enfermedades más simples: el resfriado, la gripe común, el acné, una rinitis… No podrán porque no existen tales fármacos. Nada de lo que hemos comentado pueden demostrarlo científicamente. En cambio, sí está científicamente constatada la enorme peligrosidad de casi todos ellos: incluidas las vacunas con las que irresponsablemente se inocula a los bebés y los niños.
Luego, ¿qué está pasando?
¿Cómo es posible que los médicos sigan haciendo el juego a la mafia que dirige un sistema sanitario tan podrido como el implantado por quienes controlan el negocio mediante testaferros en la OMS, las agencias internacionales de presunto control de fármacos, los ministerios de Sanidad, los colegios médicos y las facultades de Medicina?
Y, sobre todo, ¿cómo es posible que se mienta una y otra vez públicamente sin que a nadie le pase nada?
¿Cómo es posible que se haga el juego a empresas que en las últimas décadas han sido llevadas a los tribunales en innumerables ocasiones por graves delitos con resultado de millones de víctimas -entre ellas decenas de miles de muertes- cuyos dirigentes no están en la cárcel porque el podrido sistema político-judicial occidental les permite comprar con dinero su inpunidad?
Que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad diera a conocer el pasado mes de diciembre un informe diciendo, por ejemplo, que sólo unas pocas de las “llamadas terapias naturales han demostrado su eficacia en situaciones clínicas concretas mediante la aplicación de métodos científicos” es una burla. Porque ni uno solo de los fármacos que el ministerio ha aprobado, ha demostrado científicamente prevenir o curar una sola patología.
Es más, ¿cómo permite el ministerio, por ejemplo, que haya médicos que digan que los productos homeopáticos no sirven para nada cuando tienen hoy la consideración de fármacos y su venta está restringida a las farmacias? Si no sirven para nada, su venta es una estafa y debería procesarse de inmediato a quienes los fabrican, los comercializan y los distribuyen pero, sobre todo, a los médicos que los recetan, a los farmacéuticos que los venden y a los responsables sanitarios que los han aprobado.
¡Todos a los tribunales!
Y si no procede… ¡que se lleve a los tribunales a quienes se burlan de ellos por intentar engañar gravemente a la población! La verdad es que vivimos una situación esperpéntica.
El Ministerio de Sanidad debería replantearse en serio la eficacia de los tratamientos y productos que financia el estado. ¡Ya está bien de despilfarrar miles de millones de euros en productos iatrogénicos que ni previenen ni curan nada! Es hora de que alguien ordene que se revise lo aprobado hasta hoy. Es indignante que se exija un comportamiento ético a todo el mundo… y se obvie a los agentes involucrados en el “negocio de la enfermedad”.
Hay que regenerar urgentemente el putrefacto sistema sanitario a nivel mundial pero para eso debemos empezar haciéndolo nosotros en nuestra propia casa.
Es cada vez más urgente.
José Antonio Campoy.Director.

viernes, 16 de mayo de 2014

Los anticuerpos no son necesarios para combatir los virus...

Tomado de: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/03/29/piedra-angular-de-la-teoria-de-la-vacunacion-se-desmorona-como-la-ciencia-revela-que-los-anticuerpos-no-son-necesarios-para-combatir-los-virus/

Piedra angular de la teoría de la vacunación se desmorona, como la ciencia revela que los anticuerpos no son necesarios para combatir los virus

Mientras que las industrias médicas, farmacéuticas y de las vacunas están ocupadas impulsando nuevas vacunas para casi cualquier condición bajo el sol, un nuevo estudio publicado en la revista Immunity desmonta por completo la teoría de la vacunación.Resulta que los sistemas inmunes naturales del cuerpo, que comprenden tanto los componentes innatos como los adaptativos, trabajan juntos para prevenir la enfermedad sin la necesidad de produccir los anticuerpos de las vacunas.
La teoría detrás de las vacunas es que imitan la infección por estimular células B, uno de los dos tipos principales de células blancas de la sangre en el sistema inmune, para producir anticuerpos como parte del sistema inmune adaptativo. En general, se cree que estos anticuerpos inducidos por la vacuna, que forman una parte específica del sistema inmune adaptativo, enseñan al sistema inmunológico cómo responder directamente a una infección antes de que el cuerpo quede expuesto a ella.
Pero la nueva investigación pone de relieve el hecho de que la inmunidad innata juega un papel importante en la lucha contra las infecciones, y es quizás más importante que la inmunidad adaptativa a prevenir o combatir las infecciones. En las pruebas de adaptación, los anticuerpos del sistema inmunológico se muestran incapaces de luchar contra la infección por sí mismos, que en esencia, echa por tierra la teoría de que los anticuerpos inducidos por las vacunas tienen una función legítima en la prevención o lucha contra la infección.
“Nuestros resultados contradicen la visión actual de que los anticuerpos son absolutamente necesarios para sobrevivir a la infección a virus como el VSV (virus de la estomatitis vesicular), y establecer una función inesperada para las células B como custodios de los macrófagos en la inmunidad antiviral,” dijo el Dr. H. von Andrian Uldrich de la Universidad Médica de Harvard. “Será importante para diseccionar el papel de los anticuerpos y los interferones en la inmunidad contra virus similares que atacan al sistema nervioso, tales como la rabia, el virus del Nilo Occidental y encefalitis.”
Según lo explicado por el Dr. Russell Blaylock, en una reciente entrevista con Mike Adams, el Ranger de la Salud, las vacunas no sólo no funcionan como se anuncia, sino que en realidad dañan la inmunidad innata del cuerpo. En lugar de enseñar al cuerpo la forma de responder a las infecciones, las vacunas en realidad inhiben la capacidad del sistema inmunológico para producir citocinas de tipo Th2, y suprimen la inmunidad celular, que es cómo el cuerpo se protege contra los virus y bacterias mortales.
Así que una vez más, el mito de que las vacunas sirven a cualquier tipo de propósito médico legítimo ha sido deconstruido por la ciencia avanzada. Independientemente de si la comunidad médica general quiere admitirlo o no, la ideología a favor de la vacuna de forma acelerada acabará en un montón de basura de la anticuada pseudociencia.

martes, 22 de abril de 2014

Caso Clínico: Sordera Curada con Mezereum

Tomado de Homeopathy the Science of Therapeutics http://pandwespanol.wordpress.com/
Por Carroll Dunham

carroll_dunham
G.W.W. (17) pequeño pero bien proporcionado y de buena constitución, saludable desde los 9 años, ha sido sordo desde que tenía 4 años de edad. Cuando tenía 3 años de edad, tuvo una enfermedad eruptiva en todo el cuero cabelludo, que después de resistir por un año todo tipo de métodos paliativos alopáticos, desapareció de la siguiente manera: Le fue colocada una capa de alquitrán de hulla sobre la cabeza, y cuando se adhirió firmemente a las costras, fue arrancada violentamente; las costras se vinieron con el emplasto, dejando el cuero cabelludo todo excoriado. Esta superficie excoriada fue humedecida con una solución saturada de nitrato de plata. La erupción no reapareció; pero desde ese tiempo el niño quedó sordo.

La condición del joven ahora exige que sus amigos le hablen más fuerte. Su incapacidad para socializar, o para hacer negociaciones a causa de su  sordera, le ha producido un estado mórbido de la mente. Él se sume en su enfermedad, y se aísla incluso de su propia familia.
Bajo estas circunstancias, el me refiere desear curarse de su sordera. Su presente condición es como sigue: Él es incapaz de escuchar una conversación ordinaria, y nunca ha escuchado un sermón en su vida. El tictac de un reloj se puede escuchar a tres pulgadas y media de distancia en cada oído. Al poner el reloj a la altura de su frente, o de sus dientes, él lo escucha de manera distinta. Zumbido ocasional frente a los oídos. Una exploración física de sus oídos revela los siguientes datos: El conducto externo contiene cerumen abundante normal y suave. La membrana timpánica es blanca, opaca, y evidentemente engrosada. Cuando el paciente intenta inflar el oído medio (lo cual hace con gran dificultad, tapando su boca y nariz a la vez que hace una exhalación) la membrana timpánica se vuelve muy ligeramente convexa, y es imposible distinguir sus vasos sanguíneos dilatados. Evidentemente ha habido un depósito en la substancia de la membrana. A la exploración de la garganta, parece que el orificio de la trompa de Eustaquio está libre.
03 de Febrero de 1857. El paciente recibió 3 glóbulos en polvo de Mezereum30c, para tomar al retirarse.
24 de Feb. Siente que escucha mejor. –“Cada sonido parece escucharse más fuerte que antes”. Escucha mi reloj a una distancia de 4 pulgadas y media en el oído derecho, y cuatro pulgadas con un cuarto en el lado izquierdo. (Ninguna medicina)
1ro. De Marzo. No ha mejorado durante la última semana. Mezereum 30, tres glóbulos.
27  de Marzo. Escucha mi reloj, con el oído derecho, a seis pulgadas y media, y con el izquierdo, a 7 pulgadas. (Ninguna medicina)
20 de Abril. Escucha mi reloj, con el oído derecho, a una distancia de 10 pulgadas, y con el izquierdo, a una distancia de 14 pulgadas. Escucha una conversación ordinaria fácilmente, con atención. (Ninguna medicina)
28 de Septiembre. Ha seguido mejorando de modo sostenido hasta hace tres semanas, cuando nuevamente se puso sordo sin causa aparente. Mezereum 30c, tres glóbulos al retirarse.
26 de Enero de 1858- Escucha mi reloj a una distancia de catorce pulgadas en el oído derecho, y a 24 pulgadas del oído izquierdo. La sordera reaparece cuando se agripa, pero se le quita cuando se alivia. Mezereum 30, tres glóbulos al retirarse.
19 de Marzo. Para su sorpresa, al ir a la iglesia, aunque esté sentado al final del gran edificio de la iglesia, él escucha distintivamente todo el sermón–por primera vez en su vida. A la exploración física, la opacidad de la membrana timpánica ha desaparecido, y su elasticidad ha incrementado su sensibilidad.
24 de Mayo. El paciente me escribe que ha obtenido, sin dificultad, una posición en una tienda, y que ya no está consciente de estar sordo. Su única dificultad, ya que tiene la reputación de ser sordo, es que todos tienden a gritarle. Su padre escribe que la audición  de su hijo está “perfectamente recuperada”.
Comentarios: El éxito del tratamiento requerido para el caso amerita algunos comentarios acerca de su base lógica. Aquí se trató de un caso que le fue presentado al homeópata, el cual, aparentemente no tenía un sustento para prescribir. Hubo un engrosamiento de la membrana timpánica-y nada más. El proceso de engrosamiento probablemente se concretó hace años. Aquí se trataba de una condición anatómico-patológica, y no de un proceso patológico, y consecuentemente, funciones llevadas a cabo de un modo anormal-o en otras palabras, no había síntomas de enfermedad-los cuales trazaran las indicaciones para el tratamiento. La condición anatómico-patológica no arrojaba alguna luz del proceso patológico que lo había producido-del mismo modo en que el conocer la ciudad a la cual un viajero ha llegado, no da indicio del camino por el cual éste llegó a la misma.
Mezereum
…La historia de un caso es a menudo de mayor importancia para determinar el tratamiento. En el caso ante nosotros la coincidencia entre la supresión violenta de la tiña capitis (tiña de la cabeza) mediante nitrato de plata, y la aparición de la sordera, fue demasiado notoria para escapar a la observación. No podría pasársele al médico que la enfermedad del cuero cabelludo…perturbada en su localización sobre el cuero cabelludo, se había transferido a los tejidos del oído. Además, me di cuenta de que, ya que en esta última localización no había suficientes indicaciones para una prescripción, podría encontrarlas en el fenómeno de la localización previa sobre el cuero cabelludo. Entonces me di a la tarea de obtener la imagen completa de esta enfermedad, que había desaparecido trece años antes. Por fortuna la madre del paciente tenía buena memoria y excelentes habilidades de descripción, y por ella supe que costras gruesas, duras, blanquecinas y casi córneas, cubrían el cuero cabelludo. Había fisuras en las escamas, mediante las cuales, al presionar, exudaban pus amarillenta, espesa, a menudo muy ofensiva. Había gran prurito y una disposición a desprenderse las costras con las uñas-especialmente molesto en la noche.

El remedio, que corresponde más estrechamente, en su patogenesia con el anterior grupo de síntomas es indudablemente Mezereum… La semejanza entre estos grupos de síntomas fue tan llamativa que Mezereum fue de una vez seleccionado como el remedio para este caso de sordera, sólo como si la enfermedad del cuero cabelludo todavía hubiera estado en su forma original, y como si se hubiera sido objeto inmediato de la prescripción.

Sobre vacunación

vaccine_autoimmune_syndrome_aluminum
Mientras en las campañas públicas de propaganda los movimientos “anti-vacunación” son tildados de “traficantes de miedo” o de “retrógrados”, un creciente grupo de investigadores de vanguardia empiezan a confirmar lo que estos movimientos llevan denunciando desde hace años.
Los nombres más prestigiosos en el campo de estudio del sistema inmunológico humano han empezado a relacionar ingredientes de las vacunas ampliamente utilizados como el aluminio, con la aterradora proliferación de enfermedades autoinmunes como el Autismo o el Alzheimer.
Además, se ha identificado una nueva síndrome post-vacuna : Síndrome Autoinmune Inflamatorio por Adyuvantes (ASIA por sus siglas en inglés).
Cerca de 3.000 médicos y científicos de todo el mundo se reunieron la semana pasada en el 9 º Congreso Internacional de Autoinmunidad (ICA) en el Nice Acropolis Convention Center en la Riviera Francesa. Se programaron decenas de seminarios y mesas redondas centrados en las causas y tratamientos de las enfermedades autoinmunes y se dedicó una jornada entera al 3er Simposio Internacional de Vacunas.
ICA niza
Ignasi Rodríguez-Pintó, un autoimmunólogo del Hospital Clínic de Barcelona y ex miembro de la preeminente Center Zabludowicz de Enfermedades Autoinmunes en el Sheba Medical Center de la Universidad de Tel Aviv, anunció la creación de un registro mundial de afectados por el síndrome ASIA.
El síndrome ASIA se identificó por primera vez en la revista Journal of Autoimmunology en 2011 por parte del Dr. Yehuda Schoenfeld, fundador del Centro Zabludowicz.
El ASIA incluye un amplio espectro de fenómenos neurológicos e inmunes aparecidos tras la inyección de vacunas y que son el resultado de la exposición a sus componentes, incluyendo el aluminio. Entre los síntomas del ASIA encontramos: debilidad, ansiedad, erupciones cutáneas, fatiga crónica, trastornos del sueño y el inicio de una serie de enfermedades autoinmunes, desde el Lupus Eritematoso hasta la Artritis Reumatoide, que a veces hacen aparición años después de la reacción inicial.
Yehuda Schoenfeld
Yehuda Schoenfeld
ASIA también es apodado “el síndrome de Schoenfeld”, debido al Dr. Schoenfeld que ha publicado más de 1.700 artículos en la literatura médica y es considerado como la principal autoridad del mundo en el campo de la autoinmunidad (enfermedad que se produce cuando ciertas proteínas del cuerpo pierden su “privilegio inmune” o estado protegido y pasan a ser considerados por el propio cuerpo como cuerpos extraños o invasores, siendo atacadas por el sistema inmunológico)
“ASIA es un concepto amplio que incluye cualquier factor ambiental que desencadene enfermedades autoinmunes“, dijo Ignasi Rodríguez-Pintó.
Ignasi Rodriguez-Pintó
Ignasi Rodriguez-Pintó
“Casos como el síndrome de la Guerra del Golfo, que resulta de la exposición al escualeno químico (un componente de las vacunas utilizado por personal militar durante la Guerra del Golfo) o como el caso de la Siliconosis (síntoma autoinmune provocado por la exposición al silicio de las prótesis y los implantes mamarios) ahora se estudiarán bajo el paraguas del síndrome ASIA”
El registro se creó en enero de este año como una herramienta para permitir a los investigadores el análisis de casos del síndrome ASIA a nivel mundial, con el fin de comparar las manifestaciones clínicas después de la exposición y para comparar la eficacia de los tratamientos. En su primer mes de funcionamiento, se han confirmado 283 casos, un 73 % aparecidos tras la vacunación, especialmente tras recibir la vacuna contra la hepatitis B.
Según un artículo publicado en julio de 2013 en la revista Inmunologic Research:
“Se ha demostrado que la exposición de los seres humanos y otros animales al aluminio a partir de diversas fuentes puede tener consecuencias perjudiciales sobre el sistema nervioso, especialmente en los adultos”
Entre los autores de estos estudios encontramos al canadiense Christopher Shaw, presidente investigador de la Universidad de la Columbia Británica que describe al aluminio como ” insidiosamente peligroso”
“La toxicidad del ión aluminio es ampliamente conocida”, dijo Shaw en el simposium.
“Su toxicidad fue reconocida ya en 1911 y las evidencias desde entonces son cada vez más claras. Especialmente grave es su papel en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y del Autismo”
“El aluminio es una neurotoxina. No hay ningún nivel del sistema nervioso sobre el que el aluminio no tenga un impacto negativo, sea a nivel molecular, genómico o celular”
Shaw informó sobre sus investigaciones con ratones inyectados con dosis de aluminio equivalentes a las incluidas en las vacunas: los ratones mostraron una pérdida progresiva de la fuerza muscular y de la resistencia y a nivel celular una profunda pérdida de las neuronas motoras.
Él y otros investigadores también demostraron “déficits de interacción social” y elevados niveles de ansiedad entre los ratones vacunados.
Los investigadores Christopher Shaw y Lucija Tomljenovic
Los investigadores Christopher Shaw y Lucija Tomljenovic
La próxima investigación de Shaw demostrará el impacto del aluminio en las proteínas de los genes, en la expresión de los genes y en su relación con el autismo.
Stephanie Seneff
Stephanie Seneff
La investigadora del MIT (instituto Tecnológico de Massachussets) Stephanie Seneff presentó un resumen de los estudios que describen el efecto de aluminio sobre la glándula pineal y los trastornos del sueño entre los enfermos del síndrome ASIA.
Romain Gherardi
Romain Gherardi
El investigador francés Romain Gherardi explicó el estudio realizado por su equipo en 2013 que describe una meningoencefalitis severa en ratones después de la vacunación en una dosis equivalente a la que recibiría un ser humano. El equipo encontró depósitos de aluminio encapsuladas en los macrófagos (células inmunes encargadas de engullir partículas invasivas del organismo), así como también en los ganglios linfáticos, el bazo y el tejido cerebral, tan sólo cuatro días después de la inyección de la vacuna y que pueden hallarse incluso un año después de una sola inyección.
“Las partículas de aluminio usadas ​​en las vacunas son biopersistentes y neuromigratorias”,concluyó Gherardi.
“Estas propiedades han sido subestimadas previamente y explicarían eventos adversos neurobiológicos”
Lucija Tomljenovic
Lucija Tomljenovic
Otra investigadora canadiense, Lucija Tomljenovic, describe los mecanismos que intervinieron en la muerte de dos niñas: una de 19 años de edad, que murió mientras dormía durante los seis meses posteriores a la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y una niña de 14 años de edad, que murió en su bañera 15 días después de una segunda vacuna contra el VPH. Tomljenovic tomó muestras de tejido del cerebro de las niñas y encontró evidencias de que el aluminio estaba actuando como un “Caballo de Troya” en el cerebro, induciendo un ataque autoinmune que causó una hemorragia cerebral.
Aunque no se trate de un estudio en humanos, el experimento del investigador veterinario español Lluis Lujan con ovejas expuestas a vacunas que contienen aluminio, fue aún más significativo.
Lluis Lujan
Lluis Lujan
Luján destacó las “consecuencias devastadoras” de una campaña de vacunación obligatoria contra la fiebre catarral ovina múltiple en España en 2008 en el que murieron animales en masa y que han sido ahora reconocidos como la versión ovina del síndrome ASIA.
En su estudio de 2013 investigando las causas subyacentes de la epidemia, descubrió que sólo el 0,5 % de las ovejas inoculadas con vacunas de aluminio mostró una reacción aguda durante el periodo inicial, entre los dos a seis días. La reacción se caracterizaba por una serie de signos nerviosos incluidos letargia, ceguera transitoria, estupor, postración y convulsiones.
Oveja adulta afectada por ASIA: cachexia extrema, caída de la lana, enrojecimiento de la piel, atrofia muscular y debilidad generalizada, seguida de muerte.
Oveja adulta afectada por el síndrome ASIA: cachexia extrema, caída de la lana, enrojecimiento de la piel, atrofia muscular y debilidad generalizada, seguida de muerte
Sin embargo, se manifestó una segunda fase retardada del efecto de las vacunas contra la fiebre catarral ovina, mucho más amplia y letal que se manifiestó en el 50-70 % de los rebaños y a veces incluso afectó a casi el 100 % de los animales en rebaños determinados. La reacción se desencadenaba frecuentemente por la exposición al frío y comenzaba con un comportamiento anormal, caracterizado por un estado de agitación en el que las ovejas se arrancaban la lana a mordiscos compulsivamente, seguido de rojez aguda de la piel, debilidad generalizada, pérdida de peso y temblores musculares hasta que los animales entraban en fase terminal, no podían sostenerse sobre sus patas, caían en estado de coma y finalmente morían. Las autopsias revelaron “necrosis neuronal severa” y aluminio depositado en el tejido nervioso.
“Se supone que debemos equilibrar los beneficios de las vacunas contra los efectos adversos”, dijo Luján. “Se nos vende que las vacunas solo tienen efectos beneficiosos y se ignoran el resto de efectos, nadie quiere oír hablar de eso”
Es cierto que muchas personas no quieren oír hablar de las últimas investigaciones que vinculan las vacunas con enfermedades incurables y debilitantes.
Las enormes implicaciones del síndrome ASIA y la toxicidad del aluminio como adyuvante en las vacunas que se usan en todo el mundo, parece no haber penetrado aún en la conciencia médica.
untitled
Las políticas de salud pública apenas fueron mencionadas, aunque se señaló que nuevas vacunas siguen siendo añadidas a los programas de vacunación pediátricos sin tener en cuenta la carga tóxica de aluminio. ¿Y cuál podríamos considerar una dosis tolerable de neurotoxina en la vacuna de un recién nacido?
“En primer lugar, la prioridad debería ser no hacer daño”, expresó un científico aparentemente frustrado vinculado a la FDA de EE.UU.
“Cuando sabemos que algo es una toxina, no debe ser suministrado a las personas y menos a las personas sanas. Hemos escuchado suficientes evidencias hoy aquí de que el aluminio es una toxina. Podríamos debatirlo, pero basado en mi experiencia, el aluminio ni siquiera es un buen adyuvante”
Nadie ha planteado desafiar a los gigantes farmacéuticos para que se retracten de usar aluminio en la elaboración de las vacunas, aunque estos científicos del Congreso Internacional de Autoinmunidad (IAC) quizás son los mejores candidatos para hacerlo.
Las víctimas del síndrome ASIA son víctimas de un sistema que ignora el problema del aluminio como adyuvante. Sus síntomas, incluso si se producen inmediatamente tras una vacunación, no son reconocidos por los médicos, impregnados por un siglo entero de enseñanza dogmática de las vacunas. Los pobres enfermos son llevados de un especialista a otro y con frecuencia terminan tratados por psiquiatras.
Sarah Jensen, miembro del consejo del Foro de vacunación de Dinamarca tiene la intención de incluir en los datos de registro del síndrome ASIA a cerca de 200 casos de niñas danesas, en su mayoría entre 14 y 25 años, que han sufrido graves complicaciones de salud tras la inyección de la vacuna Gardasil contra el cáncer cervical. Pero Jensen supone que la mayor parte de las víctimas de Gardasil (al igual que los que dicen que el daño de la vacunas es un mito) nunca han oído hablar del síndrome.
gardasil
Aunque muchos médicos e investigadores del IAC consideran que se puede solucionar el problema simplemente sustituyendo el aluminio por algo “más seguro”, hay cuestiones más fundamentales provocadas por el estudio del síndrome ASIA.
La toxicidad del aluminio se ha subestimado y negado públicamente durante casi un siglo, pero ¿qué podemos decir de otros ingredientes como los contaminantes virales de ADN (que también se discutió en el congreso) o de los propios agentes infecciosos?
¿Qué pasa si todo el modelo de vacunación es el reflejo de la arrogancia de un paradigma médico en el que se ha subestimado claramente la espectacular complejidad del sistema inmunológico humano?
La mayoría de las ovejas de Lujan no mostraron efectos agudos a la vacunación de forma inmediata. ¿Cuánto dura esta latencia en los seres humanos? Recordemos que las ovejas de Lujan sufrieron lso efectos de la toxicidad del aluminio tras una sola dosis.
¿Qué pasa pues si una sola inyección de aluminio provoca enfermedades neurológicas o inmunológicas años o quizá décadas, más tarde?
En ese caso, el síndrome ASIA solo sería la punta de un gran iceberg.

miércoles, 2 de abril de 2014

OMS - ACTUALIZACIÓN DE LA ESTRATEGIA SOBRE MEDICINA TRADICIONAL

Adjunto los puntos 14 al 17 del consejo ejecutivo EB134/24 de 13 de diciembre de 2013, sobre la Actualización de la Estrategia sobre Medicina Tradicional 2014 - 2023.

Merece la pena dedicar unos minutos de tu tiempo a leer estos cuatro puntos del Informe de la Secretaría de la OMS.

CONSEJO EJECUTIVO EB134/24
134.ª reunión 13 de diciembre de 2013

14. Objetivo 3: Promover la cobertura sanitaria universal integrando los servicios de la medicina tradicional y complementaria en la prestación de servicios sanitarios y en la atención de la propia salud. Una de las cuestiones más significativas sobre la medicina tradicional y complementaria que se han planteado en los últimos años es si esta podría contribuir a la cobertura sanitaria universal mediante la mejora de la prestación de servicios en el sistema de salud, especialmente en la atención primaria. La cobertura de seguro de los productos, las prácticas y los practicantes de la medicina tradicional y complementaria varía ampliamente, desde su completa inclusión en los planes de seguro a su exclusión total, en cuyo caso los consumidores tienen que pagar de su propio bolsillo dichos servicios. Al mismo tiempo, existen pruebas de que la medicina tradicional y complementaria, cuando se incluye en los planes para lograr la cobertura sanitaria universal, puede reducir la presión sobre el sistema y reducir los costos. Esto pone de manifiesto la importancia de que los Estados Miembros examinen el modo de integrar de forma más exhaustiva la medicina tradicional y complementaria en sus sistemas de salud y planes de cobertura sanitaria universal.

15. La primera orientación estratégica para lograr este objetivo consiste en aprovechar al máximo la posible contribución de la medicina tradicional y complementaria a la mejora de los servicios sanitarios y los resultados de salud. Teniendo presentes las tradiciones y costumbres de los pueblos y las comunidades, los Estados Miembros deberían considerar la forma en que la medicina tradicional y complementaria podría contribuir a la prevención o el tratamiento de enfermedades y al mantenimiento y la promoción de la salud, en consonancia con los datos probatorios sobre seguridad, calidad y eficacia y con las elecciones y las expectativas de los pacientes. Sobre la base de las realidades de cada país, se recomienda explorar modelos de integración de la medicina tradicional y complementaria en los sistemas nacionales de salud.

16. La segunda orientación estratégica para el logro de este objetivo es garantizar que los consumidores de la medicina tradicional y complementaria puedan realizar elecciones fundamentadas en materia de atención de la propia salud. En muchos Estados Miembros, la autoselección de productos de la medicina tradicional y complementaria representa una gran parte de dicho sector. La educación de los consumidores, junto con consideraciones éticas y jurídicas, debería respaldar y configurar los principales aspectos de la elección fundamentada en la esfera de la medicina tradicional y complementaria.


17. Los participantes en una reciente reunión de alto nivel de la OMS (Macao, Región Administrativa Especial de China, octubre de 2013) reconocieron que la estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023 proporciona orientaciones útiles a los países acerca de la formulación y aplicación de sus respectivas políticas y reglamentaciones nacionales, e hicieron un llamamiento a los Estados Miembros para que adoptaran y adaptaran la estrategia.